Categories
blog

Cosas que te dicen que no eres un líder

Pensar que uno es un líder es un sentimiento común en las empresas. Sin embargo, no se trata nada más que de jefes incapaces de entender la diferencia entre ambos términos, a pesar de que existen varios aspectos que los delatan fácilmente.

1. Tienen un negativismo constante.

Si sólo están dispuestos a regañar a sus empleados, si sólo señalan con el dedo los fracasos y no pueden dar una palabra de aliento o elogio por lo que hicieron bien, no son líderes.

2. No motivan.

Tampoco son líderes si no pueden motivar a su equipo. Si los empleados están cada día más descontentos con el trabajo y ya no se esfuerzan por hacerlo mejor, es porque uno ya no sabe cómo liderar. Esto es incluso una señal de que se es un mal jefe.